Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Google+
Compartí
Hacete
Escuchar!
“Los pueblos ganamos la lucha en la calle, nunca metidos en casa”

Durante una hora llena de memoria, emoción y militancia, madres de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, acompañadas por la legisladora porteña del Frente para la Victoria, Paula Penacca, […]

Madres11

Durante una hora llena de memoria, emoción y militancia, madres de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, acompañadas por la legisladora porteña del Frente para la Victoria, Paula Penacca, brindaron una charla abierta para la comunidad en el barrio de Villa Urquiza.

Pasadas las 18hs., un grupo de cuatro madres con sus pañuelos blancos arribaron a la cooperativa Mac Body del barrio de Villa Urquiza: Mercedes “La Porota” Meroño, vicepresidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Claudia San Martín, Visitación de Loyola y Rosa Camarotti se acercaron a compartir lo que sería una inolvidable jornada.

Las puertas del garaje se abrieron de par en par, dejando ver un escenario listo para ellas, mientras vecinos, vecinas y militantes de todas las edades se ubicaban avanzando sobre la vereda, dando cuenta de la insuficiencia del espacio físico ante tamaño y emotivo evento.

Luego de recorrer la cooperativa, ejemplo de lucha de sus trabajadores y trabajadoras, las Madres dieron inicio a la charla.

La primera oradora fue “La Porota”, quien exclamó: “Cárcel a los genocidas, de por vida, nada de perdón; los tienen que perdonar los que ya no están. Que nos digan dónde están, que se hagan cargo de lo que hicieron”, afirmó, despertando el fervoroso aplauso de todos los presentes.

En ese sentido, la vicepresidenta de la Asociación expresó: “Tenemos que tener claro que el pueblo en la calle siempre gana; no nos tenemos que dejar acobardar, no nos tenemos que dejar de ninguna forma llevar por delante, porque el capitalismo tiene una costumbre: te mata y después te paga” señaló y concluyó: “Los pueblos ganamos la lucha en la calle, nunca metidos en casa; en la calle, con coraje, sin ofendernos y sin miedo”.

Luego tomó la palabra Visitación de Loyola, quien con sus 92 años demostró su intacta fortaleza y expresó la necesidad de ejercitar la memoria con alegría: “A nosotras cuando nos ponemos el pañuelo no nos para nadie, no tenemos miedo a nada, y seguimos la lucha con un orgullo tan grande… porque yo me pongo el pañuelo y no soy yo: yo vuelo, me llevan mis 30.000 hijos” sostuvo, de pie, invitando a los presentes a volar con ella.

“Estamos orgullosas de lo que hacían nuestros hijos, porque siempre les escuché decir ‘pan para todos, trabajo, salud, educación’… así que cuando me los llevaron yo creí que me los iban a devolver enseguida” relató Visitación, ilustrando el carácter siniestro de la dictadura: torturaron, desaparecieron y asesinaron personas por defender derechos.

Por su parte, la legisladora del Frente para la Victoria en la Ciudad, Paula Penacca, manifestó su emoción por la presencia de las Madres y sostuvo: “Ustedes siempre están ahí para enseñarnos, y esa enseñanza se vio clarito cuando intentaron avanzar con ese 2×1, cuando intentaron volver a tender ese olvido en la sociedad argentina y nosotros pudimos decirle basta; nos juntamos y nos organizamos, cada uno con sus formas y con sus métodos, pero todos juntos encontramos la forma de frenar esa locura y esa noche que querían volver a imponernos”.

En ese marco, Penacca se refirió al retroceso en materia de Derechos Humanos a partir de la asunción del Gobierno y aseguró que tenemos “en la conducción del Estado a quienes vinieron a revivir la teoría de los dos demonios”, pero “nuestro proyecto está lleno de amor, y ese amor va a hacer que podamos recuperar el país que tuvimos, el país que nos merecemos”.

Para finalizar, se dirigió a los asistentes la responsable política de la Unidad Básica de La Cámpora “El legado de Néstor”, Eva Lippi, quien le dijo a las Madres que la militancia territorial en el barrio responde a “un proyecto que fue iniciado por sus hijos, por los 30.000 desaparecidos y por los que sobrevivieron a la dictadura como Néstor y Cristina, que reivindicaron e hicieron visible la lucha de todos sus compañeros y nos hicieron entender a la política como una herramienta de transformación para ayudar a los que más lo necesitan”.

Asimismo, Lippi hizo una mención especial a la dirigente social Milagro Sala, quien “cumple 500 días como presa política, separada de sus afectos, acusada por su condición de mujer, pobre y negra, y castigada por defender a los que menos tienen” y expresó su solidaridad ante el ataque a la Universidad de las Madres, nuevo blanco del macrismo en el marco de una constante embestida de Cambiemos a los Derechos Humanos: “Resistir es combatir, y si ustedes no aflojan, nosotros no aflojamos”, concluyó.

Estuvieron presentes en la charla, conversando con las Madres y vecinos, el ex comunero y responsable comunal de la Comuna 12, Pablo Ortíz Maldonado y Ramón, Presidente de la Cooperativa Mac Body que ofició de anfitriona del evento.

Para cerrar una jornada cargada de emoción, debate, política y reflexión a puertas abiertas y con las convicciones intactas, los militantes de la Mesa de Juventud de La Cámpora le dedicaron un poema a las invitadas, mientras se repartían unos bocaditos en homenaje al taller de “Cocinando Política” dictado por la Asociación, y se entregaba un cuadro de Hebe de Bonafini realizado por compañeros de la Comuna.

La Cámpora / En todo la ciudad

La Cámpora solo utiliza software libre | 2003 @ 2016 | Unidos por Un Proyecto Nacional y Popular /